Si la Tierra tiembla (Berta Cáceres)

Río Blanco es el Río Sagrado para la comunidad indígena Lenca de la que Berta Cáceres era hasta ayer voz y acto. Hoy su muerte la convierte en el espíritu de una comunidad que ve amenazado el espacio donde desarrollan sus sencillas vidas, donde la agricultura es el centro de su eco-nomos. Hoy, en nombre del progreso y del capitalismo se convierten los sagrados recursos de las comunidades nativas en medios de producción de energía para grandes lobbys energéticos que pronto venderán un producto sobrevalorado a estas mismas comunidades, sin beneficio para los estados que vendieron por nada, aquello que mayor valor tenía para su futuro: la vida. Este es el siglo de las mafias energéticas, del expolio de la Pachamama, de nuestra Madre nutricia. Ayer mataron a Berta, por defender la relación de sus raíces con la Tierra.

Berta hablaba con el Río, así le habían enseñado sus mayores a relacionarse con su entorno. A ojos de la cultura mercantilísta y escéptica, esto suena a esoterismo barato, no tiene ningún fundamento científico y no sirve para nada. Pero alguien debió pensar que lo que el Río le contaba a Berta era peligroso. Pues el Río y su poderosa energía femenina hablaban de la pérdida de las relaciones entre los seres humanos y su entorno, de la falta de atención a nuestra Madre. Alentaba a Blanca a defender su sagrada relación con los Lenca. Los ríos guardan la esencia femenina, hacen crecer los alimentos que luego se convertirán en nuestra sangre, somos una interrelación infinita con el Todo, Berta lo sabía. Y así, Berta, trasciende al otro lado, al mundo de los espíritus, hoy se convierte en la guardiana del Río Blanco, se funde con él y nos alienta a Re-pensar la Evolución de la Conciencia de los seres humanos en relación al Medio Ambiente. Hablar con las montañas y los ríos se ha convertido en algo muy peligroso en algunas zonas geográficas como Brasil y Honduras, donde la muerte de activistas medioambientales es alarmante.  Los gobiernos no pueden proteger a los activistas y a la vez permitir a las empresas la explotación de los recursos. Es un juego desleal. Es un juego mortal. Y la teorías d ella conspiración aquí no son tales, ya que está todo tan claro que asusta.

Hoy nuestras lágrimas van a la tierra y hacen brotar un río de tristeza, que en el fondo de nuestras almas, saben que este acto es el último gran acto de amor en la vida de Berta que nos alienta a seguir despertando nuestras relaciones con el medioambiente.

video sobre Berta Cáceres cuando fue galardonada con el premio Medioambiental Goldman de 2015

Leo las noticias, y no puedo dejar de pensar en el nombre de la ciudad donde  Berta marchó al otro lado, La Ciudad de La Esperanza. hoy su voz se ha hecho eterna y retumbará en los corazones del mundo.

Gracias Berta Cáceres. Y mucho ánimo para sus hijos y familiares en estos difíciles momentos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s