“Estoy en mi proceso…muy removido” o cómo seguir resistiéndonos al cambio.

He pasado por algunas experiencias, no sé si muchas, son las mías y las que tenía que vivir. No quiero convencerte de nada, ni si quiera quiero tener razón, me da igual. Así es la vida, tan solo quiero escribirte y comunicarte algo que me hace “run run” desde hace unos días. Casi siempre que nos hayamos inmersos en un “proceso de cambio” ( y esto es constante…bienvenidos a la vida) o de  sanación o vaya usted a saber cómo lo llaman, escuchamos estas palabras: “Estoy con mucho movimiento, muy removido” -vaya por delante mi respeto absoluto a los “procesos individuales de cada ser”-. Escribo desde aquí para mi ego, mi ser le habla a mi ego, y le dice: amigo ¿No crees que hay algo de zona de confort en esas palabras? ¿No crees que si todo es mucho mas rápido, qué si la cuántica es capaz de demostrar asuntos que aceleran los “procesos físicos”? ¿Qué si la luz es muy veloz? ¿Qué si, incluso la sangre, materia densa, es capaz de purificarse completamente en un plazo de 10 días? ¿No crees que hay que empezar a mirarse eso de las removidas? porué quizás nos hayamos en un proceso durante toda la vida, porqué mañana la luna estará llena, y la semana que viene menguante y afectará a nuestras emociones. Así pues, tenemos dos opciones: dejar nuestro barco vital a la deriva de todas las circunstancias que nos rodean y afectan, o bien, gobernar ese barco vital con rumbo y optimismo y afrontar los procesos cómo algo natural. Afirmo que en ésto, de una manera inconsciente subyace la resistencia al cambio, y eso es algo que acontece en cada nuevo nacimiento, es decir cada día al levantarnos podemos decidir cómo encarar el día, nuestros proyectos, nuestra existencia.

Claro que existen los procesos, imagina una persona diagnosticada de cáncer, está viviendo un proceso vital descomunal, y tiene la opción se vivirlo desde el presente, cambiando radicalmente la manera que tenía de vivir, sus creencias, limitaciones, relaciones… Puedo optar por vivirlo desde el optimismo y con la energía para la aceptación de aquello que le sucede o acomodar su mente a ese drama que está viviendo.

No quiero convencerte de nada, dice esa voz que me habla desde un lugar mas allá de mi mente, te cuento la verdad de tu ser superior, ahora: elige desde tu albedrío.

Tu Ángel que te Ama, Tú.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s