El lenguaje del fuego

Se habla mucho de la maestría, de la capacidad de alcanzar un elevado nivel de conocimiento, de aumentar la vibración personal y planetaria. Se habla infinitamente de aquellos que fueron iniciados en antiguas tradiciones y que por lo tanto ostentan algún poder secreto del que aquellos que no han sido iniciados carecen. Se habla aún hoy de mantener los secretos de las antiguas escuelas herméticas que van mas allá de la Atlántida y del Yo. Yo no creo en estas maestrías, creo en los maestros y las maestras que te hacen crecer y que no utilizarán su poder para mantenerme cerca y de esa manera vivir a mi costa, a mi costal o a costa de mis costillas. Mas todo es aceptado por el universo y el libre albedrío. Cada uno elige en conciencia o al menos en la libertad que atesora hasta el momento.

Volvamos al maestro, etimológicamente maestro viene a significar lo siguiente: es aquel que teniendo un conocimiento mayor, lo transmite. Vivimos tiempos muy confusos, hay mucha gente que atesora mucho conocimiento mental, digamos, que ha leído mucho. Andamos escasos sin embargo de aquellos que lo han llevado a la práctica y esa es la verdadera maestría. Por suerte me he encontrado y me encuentro maestros y maestras en muchos momentos de la vida, gente que sabiendo mas que yo, me lo transmite y me lo comunica. Y luego están aquellos maestros socráticos que perviven en el tiempo, mas allá de las enseñanzas comerciales, aquellos que pretenden que alcances tu propia maestría, 0 tu propia visión para alcanzar la Verdad… A mi personalmente me gustan estos, los que me anima a preguntarme sobre las cosas del mundo, sobre mi ser.

En Mexico y dentro de una hermosa ceremonia en una vieja montaña que una vez estuvo habitada por el pueblo Purhepecha, el Tata Mundo mientras yo miraba a las Águilas que sobrevolaban el fuego, me decía “deja de mirar arriba, deja de distraerte…escucha al fuego, el te lo contará todo, el es el abuelo que te contará las historias del espíritu” Yo nunca antes había hablado con el fuego. En ese momento el fuego se convirtió en mi Maestro, uno que está ahí siempre que se enciende con devoción, uno que siempre habla cuando se le escucha.

Hoy también he entendido comunicando con el fuego, con su espíritu, con su presencia que siempre habita en mí, y que está disponible en cualquier momento, (eso si es un maestro) el significado de la palabra Guardián o Guardiana del Fuego. Son aquellos que hacen que perviva la enseñanza de los que quieren escuchar al Abuelito Fuego contar sus historias. No es tan fácil encontrar lugares donde el Fuego pueda hablar a sus anchas. Todos nos hemos visto delante de una hoguera en silencio, mirando hipnotizados la danza de las llamas, es un lenguaje tan antiguo que no lleva mas allá de las cavernas, que nos conecta con las partes mas esenciales de nuestro ser. En todas nuestras memorias habita el fuego…vamos a despertarlas y volver a establecer una escucha con Él.

Tu también puedes convertirte en un Guardían, Guardiana del fuego. Escucha…Pregunta…Recibe la respuesta…no hay dudas, el abuelo ha contestado: El fuego está en tu corazón…el miedo en tu cabeza. Deja arder tu llama.

2 respuestas a “El lenguaje del fuego

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s