¿Qué es el chamanismo?

          No vengo a explicarte lo que es el chamanismo desde un punto de vista antropológico.  Ni desde un punto de vista etimológico, ni científico. Voy a contarte lo que significa para mi el chamanismo. El chamanismo es una búsqueda personal de conocimiento, una manera de relacionarse con todo lo que nos rodea. De profundizar en la esencia del ser. Una vuelta a la enseñanza del corazón. A medida que el chamán reflexiona sobre si mismo, se da cuenta de que sus pensamientos están creando la realidad, y que es el responsable de su creación. Entonces el chamán se hacer cargo de esta realidad y comienza a transformarla desde su interior y a través de la acción en el exterior. El chamán comienza tomando contacto con su cuerpo y pone el intento y la atención en sanarlo, en sanar, sus emociones y las reacciones físicas que provocan, sus limitaciones generadas por sus pensamientos, sus pensamientos que empieza a crear por si mismo y no por imposición externa. El chamán entra a sus pensamientos y emociones por la vía del cuerpo, puesto que es plenamente consciente de que el cuerpo es su templo, y que su cuerpo es cómo el cuerpo de la Tierra, por eso el chamán empieza a escuchar a los elementales que le rodean, y se perdona por su falta de atención, se perdona sin victimismo pa no caer en las trampas del Ego. La Chamana se da cuenta de que tiene conciencia y por ello, empieza un proceso por el cual se da cuenta de que todo tiene conciencia. En su observación de si misma y de su realidad, comienza a entender  que todo funciona por analogías. Empieza a darse cuenta de su divinidad interior, y por ello empieza a verla en todo lo que le rodea, en cada ser humano que le rodea, en cada planta, en cada árbol, en cada animal, en las nubes, en las estrellas. A medida que el Chamán viaja hacia su interior, se descubre infinito en la eternidad y conectado con todo, formando parte intrínseca de una red infinita y eterna. Por eso el chamán comienza a danzar desde el corazón y cantar su canción del alma, por eso la mujer Medicina empieza a crear visiones de una tierra en Paz, Por eso la chamana empieza a hablar con los espíritus del bosque y de los animales. El Chaman empieza a entender que la humildad es la puerta del corazón y que el momento presente es la llave de esa puerta.  El chamán es su propio maestro y aunque encuentre otros espejos donde reflejarse y Re-cordar el conocimiento, nunca deja de escuchar su corazón, pues es conocedor de que entregarse a la devoción de otro le impediría encontrar su camino, el camino de su servicio, el camino de su corazón. El chamán aprende a escuchar, aprende a amar desde la lealtad a su ser y ese es un viaje infinito. Aprende de cada tradición espiritual que encuentra, puesto que todas de alguna forma navegan en la misma dirección. El chamán aprende a separar la paja, del grano. Aprende a meditar y vivir los ciclos, aprende a morir y a aceptar el cambio, porque la Naturaleza se lo enseña en cada instante de eternidad. La Chamana y el chamán honran sus cuerpos con el Sexo y la danza, con la alimentación y el canto, con el sol y el agua, con el aire y el fuego. Abriendo sus corazones, permaneciendo en atención y descubriendo que el Ego es un constructo que ellos mismos y el sueño de la sociedad han generado. Por eso se adentran al mundo invisible para crear nuevos sueños y descubrir la otra realidad que permanece velada a los ojos de quien no miro hacia su interior. El chamán cuida la tierra y siembra semillas para crear una nuevo edén. Crea palabras nuevas para su mundo y sueña palabras antiguas para sostener la visión de sus abuelos. El chamán se interesa por la ciencia y sus descubrimientos, le gusta observar su mente y hablar en el mercado con los mayores que le cuentan historias sobre la huerta. El chamán es el artista de su vida, y sabe que la vida es un juego dentro de la eternidad. Por eso Cada ser Humano es un Chamán, que a su manera esta creando su realidad. Y por todo ello, el Chaman agradece y sana sus relaciones…Ometeotl

             No tenemos linaje, mas allá del de la estrellas y la eternidad, somos los ancestros de nuestros ancestros, y buscamos la manera de encontrar nuevos caminos para sostener la luz de la memoria ancestral. Pulsares de luz a través del tiempo. ¿Y tú preguntas si puedes ser una chamana? Ya lo eres, solo tienes que escuchar tu corazón. hemos llegado para Re-cordar lo que ya somos. Y habrá días que olvidemos, porque la puerta de la ascensión es aprender a ser humanos. Feliz Día de la Tierra

Anuncios

Estados Alterados de la Conciencia

Es conocido, que el chamán o la mujer medicina, han de entrar en un estado alterado de conciencia para realizar sus sanaciones o viajar por los mundos del nagual y encontrar su visión. Para inducir estos estados realizan diversas técnicas, que van desde la ingesta de enteógenos (Plantas sagradas o medicinas de poder), Abuelita Ayahuesca, San Pedrito, venado sagrado del desierto, pajaritos de la selva, amanitas muscarias, Santa María… y un largo etc, hasta otras técnicas sin ingesta, cómo la meditación, el trance con el tambor, el canto, el sonido de los grillos y las ranas, la respiración, la danza, el sexo, la risa, el fuego, el agua, el viento, permanecer a oscuras, laborar la tierra, caminar, fregar los platos, la atención plena…Esta entrada sería interminable, seguro que mas adelante puedo ir recogiendo mas y mas técnicas, que a su vez, con la llegada de la antigua-nueva memoria que nos llega desde la fuente central cada día a través de la exposición a la información solar y del corazón cristal de la Tierra, se actualizan y re-cuerdan. Así, lo que me interesa hoy es: reflexionar sobre las propias palabras que titulan la entrada: Estados Alterados de Conciencia.

Estado:  estar implica al ser en un espacio-tiempo determinado, es un aquí y ahora concreto.

Alterado: viene del latín, alter, otro. Es simplemente otro. diferente al que era.

Conciencia: según la filosofía alude a la actividad mental del propio sujeto que permite sentirse presente en el mundo y en la realidad.

Así puedo entender que es otra manera de percibir  el mundo, la realidad y a mi mismo. Entiendo que todo es un estado de conciencia genuino y que lo que hago es pasar de un estado a otro, alterando mi manera de percibirlo…desde las innumerables técnicas que existen, y  me recuerdo que todo es una técnica si hay una intención de profundizar en la atención y la acción. También puedo crear la intención de observarme a mi mismo en ese mundo, cambiando el punto de vista de la observación desplazando el eje de la misma, convirtiéndome en observador de lo que sucede en mi interior o exterior sin actuar. Creando así un nuevo estado de conciencia ad infinitum.

La conciencia chamánica es otra manera de alterar la conciencia y de posicionarnos de otra manera ante la realidad circundante: sumergirse en la vista de una flor, en atención plena, es alterar nuestra manera de percibir, que nos puede llevar a recibir información mas allá de los sentidos ordinarios. O adentrarse en la mirada del “Otro”, algo que nos conduce a un cambio en nuestra frecuencia y por lo tanto alteramos nuestra conciencia. Un pensamiento de amor, el alimento con el que nos nutrimos y la atención que ponemos al hacerlo. Vivimos constantemente alterando nuestra conciencia. y estamos recibiendo innumerables parámetros de información mas allá de lo que creemos percibir en la realidad ordinaria.

Quiero citar a uno de los científicos y pensadores mas influyentes del mundo, Ervin Laszlo, en su libro “El Paradigma Akashicos” de la Editorial Kairós, en el capítulo Una Visión Akashica del Mundo escribe lo siguiente:

La experiencia cotidiana está dominada por nuestros sentido: la visión, sonidos, olores, sabores y texturas del mundo que nos rodea. Hasta hace poco, la mayoría de los científicos mantenía que esta es la única información que recibimos del mundo mas allá de nuestro cuerpo. El lema del empirismo clásico era que “todo lo que está en la mente, estuvo primero en lo sentidos”. Esto reducía la experiencia humana a los datos sensoriales. Nuevos caminos en la neurociencia de vanguardia demuestran que el concepto clásico está obsoleto.

La información sensorial se procesa en neuronas conectadas por sinapsis en una red neuroaxonal. Esta red se consideró la única base d nuestra percepción del mundo. Sin embargo, la red neuronaxonal, no es el único mecanismo que procesa señales del mundo. Hay una vasta estructura de redes también por debajo del nivel de esta red, hasta las dimensiones cuánticas. Esta estructura de redes también procesa señales procedentes del mundo, pero de un modo diferente.

Vivimos en un continuo de procesos telepáticos en multinivel y multidimensión. ¿Dónde vas a poner tu atención?

Amar la sombra

       Llevo varios días dando vueltas a esta entrada, quizás porque el mero hecho de adentrarme en este tema me produce resistencias. El hecho de reconocer esos aspectos de mi de los que no me siento orgulloso y que borraría de un plumazo, me provoca tensiones. En otros momentos de mi vida he obviado estos aspectos y he querido seguir adelante con la creencia de que encaminando mis pasos hacia mis aspectos mas brillantes, aquellos que permanecían ocultos, desaparecerían. A día de hoy, soy capaz de reconocerme en la sombra y de respirarla, no sin miedo, tensión y cierto sentimiento de culpa. Mas no encuentro mayor crecimiento que aquel  que viene de ponerse frente a esa sombra. Sombra  que solo es un aspecto mas de mi ser y que guarda un maravilloso tesoro, esperando a ser descubierto.

        hace cerca de 15 años  conocí la técnica del chamanismo Hawaiano: Ho´ponopono. y en algunas épocas con mayor intensidad que en otras lo practicaba con excelentes resultados, pero mi falta de constancia me hicieron tener resultados intermitentes. Desde hace un par de meses me he sumergido en el perdón, gracias a la llegada a mi vida de una mujer muy especial con la que tengo el placer de compartir conversaciones y amistad, un verdadero Angel que ha llegado a mi vida, un alma vieja con la sonrisa en la mirada y una luz muy especial. Los dos sentimos una conexión profunda con la memorias antiguas de la tierra. Uno de mis guías en un sueño me susurró fuerte: Ho,ponopono…lo siento, te amo, gracias. Y Maria Elisa Hurtado-Graciet estaba cerca para recordarme el poder y la simplicidad de esta herramienta, que es tan antigua, como la memoria del Amor en la Tierra y que desde Lemuria llegó a Hawai y desde allí y a través de la conciencia crística que emana el planeta, a todo aquel que le resuene en su corazón. Maria Elisa ha creado junto a Jean Garciet un juego de cartas muy sencillas con enseñanzas simples y poderosas: Doce Llaves para la paz interior.  Una de estas cartas reza la siguiente afirmación:

Acojo mi sombra y pongo Luz.

      Y la explicación dentro del librito que contiene el pack de cartas y que explica cada lamina comienza  con una reflexión de Carl Jung que también os cito:

“Uno no alcanza la iluminación fantaseando sobre la luz, sino haciendo consciente la oscuridad…lo que no se hace consciente se manifiesta en nuestras vidas como destino”

       Todo muy sencillo, todo muy poderoso. quiero aprender a reconocer esta partes de sombra e integrarlas en mi ser, para crecer como ser humano, para vivir en esa unidad e integridad que soy.  Para que mi niño interior recupere toda la intensidad de su luz, Puesto que cada zona de sombra guarda un tesoro enorme. Si no atraemos a adentrarnos en nuestro propio laberinto de sombras para descubrir nuestros minotauros, y abrazarlos con todo el amor que somos capaces de desplegar. Es momento de abrir las persianas en la habitación de la sombra que tanto tiempo lleva sin ventilación. sino seguiremos alimentando el miedo a nuestra propia divinidad.

       Os copio ahora la reflexión de María Elisa que me parece otra gran enseñanza:

“Si no siempre logras ver tu propias zonas de sombra, solo tienes que mirar lo que te disgusta d los demás y los juicios que haces sobre ellos. Son tu espejo.

Y lo que rechazas en ellos quizás no sea mas que una proyección de tu propio autorechazo.”

     La imagen que ilustra la entrada pertenece al juego de cartas Ho´ponopono la carta pintada por ella. Otro regalo de la vida. Lo siento, perdón, Gracias, Te Amo.

 

El Llamado del Corazón Cristal

            Gaia, Pachamama, La tierra, La Madre, The Earth o cualquiera de los millones de nombres que usamos los seres humanos para nombrar el lugar en el que habitamos, no es sólo un lugar en el que pasar nuestras vidas. Es mucho mas, muchísimo mas. Mucho mas, en muchos niveles, en muchas dimensiones, en infinitos fractales de comprensión. Pero sobre todo, es un ser vivo, un ser vivo con consciencia, al igual que tú y que millones de seres en el uní-multiverso. Claro que esto es cuestionable. Una garrapata, quizás no piense que vive en un ser vivo, quizás ella crea que  su mundo es sólo lo que hay a su alrededor y que desde luego no vive en un perro, y mucho menos que ese perro es un ser vivo con consciencia.

            Así, yo os cuento mi verdad: La tierra, es un ser vivo. un ser vivo gracias al cual podemos disfrutar de todos los elementos materiales que existen a tu alrededor. Piénsalo, todo, absolutamente todo, proviene de La Madre Tierra: tu coche, el zumo de naranja, tu ropa, aquello que llamas sintético, aquello que llamas orgánico… nada escapa a su creación en esta dimensión. y a las  transformaciones químicas o alquímicas a las que sometemos a sus infinitas maneras de concretarse en nuestro plano. El asfalto sobre el que circulas con tus neumáticos, provienen del interior de la tierra, y gracias a una serie de procesos químicos te permite viajar a ver a tu familía en el otro lado de la ciudad. Tomar consciencia de esto nos permite crear un juego infinito de cadenas de creación. Y sentirnos agradecidos por estas cadenas y como nos vinculamos a ellas, es altamente recomendable.

            La Tierra como todo ser consciente, tiene su lenguaje, su propio lenguaje con el que lleva hablando a los seres que la habitan durante eones de tiempo. Y lo hace con un pulsar continuo, una vibración sutil que llega como un susurro de su corazón a nuestro corazón. Para escuchar su voz, sólo hay que permanecer en quietud, igual que cuando escuchamos a una amiga; igual que cuando escuchamos un cuento, porque la comunicación requiere de escucha. Si paseas al aire libre o en la ciudad, puedes escuchar su voz en el canto de los pájaros o en el brote verde que crece entre el asfalto. Si subes a la montaña puedes escucharla en el viento, en el grito del águila, en el aroma del jazmín en el olor del cantueso. Su palabra vibra en tu corazón. Y es que la tierra tiene un corazón cristal que pulsa desde su interior y desde su cuerpo multidimensional que si lo permites armoniza con nuestro corazón cristal y nuestro ser multidimensional. Y que esta haciendo que despertemos a una nueva manera de vivir nuestra existencia. Estamos llamados a vibrar en el pulsar cristal de la Tierra, (Crist-al, Crist-o, Cris-alida). Este llamado nos habla de recuperar el Edén, de vivir en armonía y agradecimiento con este ser, de re-conciliarnos con La Madre, de vivir vidas llenas de alegría y abundancia, de reconocer nuestra divinidad interna, de escuchar a nuestro maestro o maestra interior. sus mensajes son altos y claros para los que afinan la escucha. La Tierra nos habla de la luz que habita en nosotros y de la capacidad que tenemos para hacerla llegar a todas las miradas. La Tierra nos habla de la magia que tenemos como seres creadores de nuestra realidad y de las realidades pasadas-futuras a través de los hilos multidimensionales del tiempo. Nos habla de Amor, de conciencia crística, de una nueva conciencia chamánica que despierta en el corazón cristal que nos une a todos los corazones cristales del akasha y del plano tierra. Podemos vivir de otro modo en relación a todo lo que es, y ese mensaje esta llegando desde múltiples dimensiones. Su mensaje es de Amor, un amor incondicional, que emana de la música del cristal.

“We Are Protectors”: Writers, Artists, and Photographers on Water

Origen: “We Are Protectors”: Writers, Artists, and Photographers on Water

La Vía del Amor

Estamos llamados a florecer, esa es la información que traemos como semillas de la conciencia estelar, el recuerdo de la conciencia de la unidad, lo que ya somos, puesto que somos un fractal de la unidad. Estamos llamados a florecer en esta tierra y que el aroma que desprenda nuestra flor no sea otro que la fragancia del Amor. Estamos llamados a crear el Cielo en la Tierra, esa es la vibración que trae nuestra alma, esas son todas las memorias que tratan de abrirse paso entre la ilusión de la mente.

   Por eso el viaje, es un viaje de retorno al centro de nuestro ser, para abrir nuestro sol interior y permitir que brille en todo su esplendor, uniéndose al resto de soles que alumbran un nuevo tiempo: El tiempo de todos los tiempo. Las 144.00 vías son atravesadas por una única vía, la vía del corazón. Permanece en calma y afina la escucha, el gran maestro no está muy lejos, apenas has de  cerrar los ojos para el encuentro mas sagrado y sincero que puedes tener, la mayor de las iniciaciones, el mas poderoso de todos los conocimientos…dejar brillar el Sol escondido en tu interior.

   Es tan sencillo, que es difícil de creer. Mas este recuerdo, se haya en todo, en el canto del pájaro, en la caída de la nieve, en la flor del almendro, en la mirada del otro, en el abrazo de una madre, en la palabra del padre, en la profundidad de la noche, en la cascada. La sencillez, se abre paso en el llamado de la Tierra, en el llamado de las guardianas de la tierra, encarnados al servicio de algo mucho mayor: El Sueño de nuestros abuelos y abuelas que  sembrado en los surcos del tiempo fue regado con el Amor. Tejidos en el Nagual, estos sueños,  se presentan ante nosotros atravesando las líneas del tiempo para dar a luz hoy este ancestral camino, el camino del corazón. Un camino que a borbotones emana de la Madre-tierra. Una Madre  que vibra de alegría al recibir a los nuevos guardianes de las estrellas que pulsan el intento de bajar el Cielo a la Tierra.  En su corazón se guarda el secreto de las 144 puertas,  cuyas llaves están escondidas en cada memoria de cada tradición que encarnó en Gaia. Mas todas las puertas se pueden abrir con la llave maestra  guardada en el interior de cada alma: La llave del Amor.

Satori

SATORI.

El Satori es la convicción profunda, casi fisiológica, de que se ha llegado al reino de la libertad, de la felicidad y de la justicia, tanto en cuerpo como en espíritu. No se trata ni de ocultismo ni de misticismo.

Si el camino del Satori os parece infinitamente largo es que vuestro punto de partida es malo. Aplicáis la fórmula “no sabemos y no sabremos nunca”, ya sugerida por hombres de ciencia como Henri Poincaré. Todas las búsquedas filosóficas y científicas de Occidente, que actualmente domina el mundo, están sometidas a esta idea.

Si queréis alcanzar el Satori debéis ante todo estudiar nuestra filosofía, que es la base sólida de todas las religiones, y practicar cada día estrictamente el método macrobiótico. Debéis sobre todo entender la maravillosa constitución del universo y su justicia.

Para llegar a ser un buen chófer o un buen piloto hay que empezar por aprender el mecanismo y el funcionamiento del vehículo. Del mismo modo, para ser el médico de tu propio cuerpo debes estudiar y examinar atentamente sus reacciones. Los cambios de impresiones sobre el tema con otros amigos que han hecho o están haciendo la misma experiencia que uno aportan también muchas enseñanzas.

George Oshawa. Del Libro “El Zen Macrobiótico”