¿Iluminar la sombra? (y algo de música)

Vulevo a la carga, y digo bien, a la carga. Durante cerca de un año he estado planteandome que significaba esto del desarrollo personal y las frases manidas en mi persona. Llegando a la conclusión de que es imposible no desarrollarte aunque no quieras…todo está en continuo cambio y evolución, por lo que e sdificil no seguir en continua evolución, sea esta cual sea, y en el grado de conciencia que sea. Dicho esto o aclarado, os digo que estoy muy, pero que muy cansado de seguir escuchando tópicos típicos sobre la espiritualidad, sobre todo la que viene teñida de gurus, sistemas complejos y comercializaciones varias (algo asi como el fast food de la espiritualidad)…Congresos, iniciaciones, y resto de convenciones que ademas de crear esas jerarquias vanas, nos alejan del verdadero proposito del conocimiento interno. Pero bueno, bienvenido el libre mercado a todas las estancias de la vida.

Pequeño introito sobre lo que me toca sobremanera la moral, para ahora si, barrabasar un ápice en torno al concepto de, atención (ahora suenan trompetas y tambores, sin nada de ritualidad, mas parecido a lo de la “Metro” de las pelis):

ILUMINAR LA SOMBRA…

Qué como “koan” está muy bien pero, querida audiencia, la sombra no se puede iluminar, porque dejaría de ser sombra, perogrullada al canto, sentido común al poder. La sombra es algo “de puta madre joder“, sin sombra, sin oscuridad, sin humedad, no existiría la vida. Si sacas las raices de los árboles a la luz, morirán…simplemente morirán. La raiza necesita de esas condiciones para hacer florecer sus ramas y follajes. Y si bien, el concepto de iluminar la sombra, puede entenderse como metafórico y poético, ahondemos en su composición, porque al final, creamos la realidad con el lenguaje.

Si observais, lo poco que este año queda de verde en los parques, ya que con tanta luz y calor no hay casi agua y no se pueden regar esto sparques con formato sajón ( a esto le sumamos el desproposito en la gestión de recursos hídricos y “boom”, explota la sequia y esto no es Gales “coño ya”); pues ese poquito de verde, sí, muy bien. Lo habeís adivinado, está a la sombra. A la sombra se guarda el grano y la patata para que dure, a la sombra ponemos la sandía y la fruta para que no se estropeen. Las fresqueras tienen a la sombra como factor determinante d esu funcionalidad. Los antiguos pozos de nieve eran profundos y oscuros para conservar el frío.

Quiero en definitiva, elogiar la sombra como elemento determinante para la evolución de cada cual. AMAR LA SOMBRA. La sombra no es moral conceptualmete, a no ser, que así la queramos ver. “Es que mi sobra, mi parte oscura”, mi, mi, mi…Sombra es el producto de la unión de la materia y la luz, somos sombra y necesitamos que nuestra raiz se hunda profundamente en ella par asi algún día estamos preparados florecer. Asi que… a adentrarse en nuestro propio misterio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s